Es la intervención temprana en ortodoncia y el desarrollo cráneo-facial guiado.

Siguiendo la filosofía funcional, cuando vemos apiñamiento o desperfectos en el alineamiento dental y de los huesos de la cara, buscamos la causa de éstos que suele ser una alteración de uno o varios de los siguientes factores:

  • Respiración nasal
  • Postura de lengua
  • Sellado labial
  • Dientes en ligero contacto en reposo
  • Alimentación que obligue a masticar

 

Si tu hijo no realiza correctamente alguna de estas funciones, tendrá un 80% de probabilidades de necesitar brackets. Y si ya eres adulto y estás pensando en ponerte ortodoncia, lo más probable es que tus dientes se moverán en cuanto dejes de llevar el retenedor. Mediante la ortodoncia miofuncional   detectamos los malos hábitos y ayudamos a corregirlos obteniendo resultados más satisfactorios y duraderos.

 

Ejemplos:

Los niños que por alergias u otras causas no pueden respirar por la nariz desarrollan el hábito de respirar por la boca provocándoles ojeras, boca abierta, nariz respingona, postura de cabeza adelantada, las palas de arriba sobresalen a las de abajo, tendrán apiñamiento dental y otros efectos negativos sobre su estética facial y postural, necesitarán brackets, sus caras serán alargadas, sus mandíbulas y pómulos débiles y menos simetría facial. Todo esto se puede evitar o mejorar si se detecta a tiempo.

Contáctanos

En breve contactamos contigo.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search